ADVIENTO

Captura de pantalla 2014-12-02 a las 10.57.21

Tenemos que reconocer que el adviento no es un puro recuerdo del pasado, la espera de la llegada del Mesías, sino que el adviento es nuestro presente, nuestra realidad. Con este período del año litúrgico reconocemos la falta de salvación no como un hecho que se dio alguna vez en el mundo, y que todavía se da en algún sitio, sino como un hecho situado en medio de nosotros y de la Iglesia.

Hubo un adviento pero todavía hoy sigue habiéndolo. Lo primero que debemos aceptar es esta realidad continua del adviento. Si lo hacemos, empezaremos a conocer que la frontera entre antes de Cristo y después de Cristo no está marcada ni en la historia ni en los mapas, sino que sólo atraviesa nuestro propio corazón.

En la medida en que vivamos del egoísmo, cerrados en nosotros mismos, seremos de antes de Cristo. Pero roguemos al Señor en este período de adviento que nos conceda no ser ni de antes de Cristo ni de después de Él, sino el vivir realmente con Cristo y en Cristo: con Él, que es el mismo ayer, hoy, y por los siglos (Heb 13, 8).

Si quieres leer todo el libro, lo puedes descargar en Download_on_iTunes_Badge_ES_110x40_0824

Si no eres usuario de Apple, puedes leer o descargar el libro en PDF:    pdf-ico

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s